jueves, 17 de diciembre de 2009

JARDIN DE INVIERNO


JARDIN DE INVIERNO

Llega el invierno. Espléndido dictado
me dan las lentas hojas
vestidas de silencio y amarillo.

Soy un libro de nieve,
una espaciosa mano, una pradera,
un círculo que espera,
pertenezco a la tierra y a su invierno.

Creció el rumor del mundo en el follaje,
ardió después el trigo constelado
por flores rojas como quemaduras,
luego llegó el otoño a establecer
la escritura del vino:
todo pasó, fue cielo pasajero
la copa del estío,
y se apagó la nube navegante.

Yo esperé en el balcón tan enlutado,
como ayer con las yedras de mi infancia,
que la tierra extendiera
sus alas en mi amor deshabitado.

Yo supe que la rosa caería
y el hueso del durazno transitorio
volvería a dormir y a germinar:
y me embriagué con la copa del aire
hasta que todo el mar se hizo nocturno
y el arrebol se convirtió en ceniza.

La tierra vive ahora
tranquilizando su interrogatorio,
extendida la piel de su silencio.

Yo vuelvo a ser ahora
el taciturno que llegó de lejos
envuelto en lluvia fría y en campanas:
debo a la muerte pura de la tierra
la voluntad de mis germinaciones.

Pablo Neruda



4 comentarios:

luciernagadeluz dijo...

Bello poema querida amiga de uno de los mas grandes.

"Yo supe que la rosa caería
y el hueso del durazno transitorio
volvería a dormir y a germinar:
y me embriagué con la copa del aire
hasta que todo el mar se hizo nocturno y el arrebol se convirtió en ceniza."

Yo me embriago con tu espacio y toda la belleza que en él nos regalas. Un beso grande y todo mi cariño querida Elwimg

La Gata Coqueta dijo...

Un bello y hermoso poema el que nos has dejado amiga, en estos días que todo se ve de difente color...

En estos momentos esta cayando nieve aquí.

Me voy deseandote que pases estos días lo mejor posible...

Un abrazo de esta que te quiere.

Maria del Carmen

BUENAS NOTICIAS dijo...

Único, Neruda....
Gracias por compartirlo, querida hadita. Un beso gigante.

Desvanecerse dijo...

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano. Victor Hugo (1802-1885) Novelista francés.

Tus elecciones crean alegría en nuestros corazones.

Gracias

Besotes